0
Posted August 15, 2012 by alejandro in Córdoba
 
 

Piden 6 años para preceptor “enamorado”

Tribunales de Villa Dolores.-
Tribunales de Villa Dolores.-

Tribunales de Villa Dolores.-

FUENTE: LA MAÑANA DE CÓRDOBA

Seis años de prisión solicitaron los fiscales José Cerione y Sergio Cuello contra el preceptor que se fugó con una alumna de 15 años, en un episodio que sacudió a Villa Dolores en los primeros días del año pasado.
El hombre de 37 años está acusado de los presuntos delitos de “estupro agravado” y “rapto impropio”.
La calificación de la primera carátula motivó una discusión jurídica entre los representantes del Ministerio Público Fiscal y el defensor del acusado, Carlos Hairabedian, quien pidió la absolución.
Según los fiscales, en base a antecedentes jurídicos y resoluciones ministeriales, el preceptor es un educador más, por lo que se constituyó en guardador de la chica cuando se encontraba en el colegio. En esas instancias, habría aprovechado la inmadurez sexual de la adolescente para “seducirla” y proponer fugarse con él.
«Aprovecho la vulnerabilidad, en medio de una situación propia de la adolescencia y la reciente pérdida de su madre», habría alegado la parte acusatoria, a la que la querella, representada por la asesora letrada Raquel Romero, se adhirió.
Para los fiscales Cerione y Cuello, Javier Díaz «es un fabulador» que llevó engañada a su víctima.
Se espera que el próximo miércoles 22 la Sala Unipersonal de la Cámara del Crimen de Villa Dolores, presidida por el doctor Mario Morán, escuche las últimas palabras del acusado y luego dicte el veredicto del juicio.

“Enamorados en fuga”

El episodio causó conmoción en la primera semana de enero de 2011, cuando el padre de la chica denunció la falta de paradero de la menor, luego del brindis de la llegada del Nuevo Año.
El duro trabajo del progenitor en la crianza de sus hijos, ya que su esposa había fallecido hacía un tiempo, habría motivado algunas discusiones con la adolescente, que en los últimos meses habría iniciado la relación prohibida.
Algunos indicios en la investigación indican que la menor habría intentado “cortar” el vínculo afectivo, pero Díaz -conocido como “Pirulo”- la habría amenazado para que eso no ocurriera.
Así fue que, aprovechando su inmadurez sexual, el preceptor convenció a la muchacha, que recién había cumplido 15 años, de fugarse con el inicio del Nuevo Año.
Los “enamorados” huyeron en un Fiat Duna, propiedad del preceptor, y tomaron por distintos caminos hasta finalmente llegar a Achiras.


alejandro